Month: September 2017

La recompensa de cada esfuerzo

Cuando eres estudiante tienes muchas oportunidades y privilegios sobre todo cuando eres un estudiante de excelentes calificaciones. No siempre he sido el estudiante ejemplo a seguir pero era regular,  empecé a mejorar cuando tuve la iniciativa de obtener una beca para mi beneficio.

Gracias a esto pude apoyar económicamente a mis padres, compre cosas que necesitaba y otras solo por el simple gusto de tenerlas, entonces continúe así dando mi mayor esfuerzo en la escuela tratando de poner toda mi atención a las clases y fue todo un reto mantenerme con el mismo promedio todo el tiempo.

Después de mantener el nivel en mis notas, fui recompensado  por parte de la escuela gracias a mis calificaciones, me dieron un reconocimiento y no solo eso también me regalaron un viaje con todo pagado para estudiar en Europa, eso me abrió el camino para conocer otro país, en cuanto me entere les conté a mis papás.

Todos mis familiares me felicitaron y preguntaban a donde iría, a lo que yo contestaba solo con algunas comentarios y dando pistas pero sin decir de forma concreta a que país sería mi viaje. A fin de cuentas la pista más obvia que les di fue que era un lugar donde había una torre echa con estructuras metálicas, lógicamente todos adivinaron a donde iría.

Entonces todos se asombraron, me apoyaron para hacer el viaje y me lleve una cámara para tomar miles y miles de fotos para mostrarles a todos a mi regreso, luego que termine de empacar ya con la bendición de mis papás fui a estudiar otra cultura otro idioma ver y conocer sus monumentos además de lugares llenos de encanto.

Y el día de partir llego, todos los estudiantes tomamos un vuelo largo al llegar allá nos hospedamos en uno de los mejores hoteles de Francia, los supervisores estuvieron a cargo de asignarnos los cuartos, por suerte me toco compartirlo con dos de mis amigos entonces cuando nos dejaron en nuestras habitaciones y nos dieron las lleves mis compañeros y yo decidimos salir a conocer el lugar.

Vimos todo lo que pudimos sin alejarnos mucho del hotel, después del paseo regresamos a nuestra habitación  al volver  nos dimos cuenta de que una de las supervisoras de la escuela estaba en la puerta del hotel así que tuvimos que rodear todo el edificio para llegar a las escaleras de emergencia para subir a nuestro cuarto y cuando entramos por la ventana nos dimos cuenta que nos equivocamos de habitación y estábamos en el cuarto de unas compañeras, las convencimos de que no nos delataran, afortunadamente nos llevábamos bien con ellas y nos apoyaron para que nadie nos sorprendiera por suerte al fin entramos a nuestra recamara a descansar pero en cuanto nos acomodamos llego uno de los supervisores a decirnos que a nos teníamos que ir rápido al comedor y no pudimos ni sentarnos un rato.

Al día siguiente nos llevaron a recorrer París, los lugares más simbólicos del ahí, al finalizar nuestro viaje llegando a mi casa toda mi familia me abrazo y les enseñé todas las fotos pero no les conté acerca de mi paseo con mis amigos.