La migración biológica

El día de hoy, nuestra compañía ayudó a un instituto lingüístico establecido a adquirir préstamos en línea, para poder arrancar de una manera más sencilla y poder concentrarse en hacer crecer su negocio, sin tener que estarse preocupando por cubrir ciertos gastos iniciales, que desvían la atención de sus operaciones al vacío siendo esto lo que descarrila a la mayoría de los nuevos negocios a nivel mundial.

Debo decir que aunque siempre es un placer ayudar a nuestros clientes, éste fue para mí un caso especial, ya que las lenguas y sus orígenes son un tema que me interesa mucho, ya que hay pocos misterios tan grandes en el mundo, como el por qué una misma especie habla tantas lenguas diferentes y actúa de tan distinta forma unos de los otros.

Es muy común escuchar que todos somos iguales y que el comportamiento de las distintas especies de humanos no importa, debido que al final del día eso es lo que somos, todos humanos.

No obstante, es un hecho que la especie humana tiene ejemplares muy distintos unos de otros, ya que la biología y su infinita sabiduría logró un sistema de adaptación para cada grupo de humanos conforme a su movimiento por el mundo, de la misma manera que actúan muchas especies en el mundo natural para tener una mejor oportunidad de sobrevivir, ya que aquel que no se adapta, simplemente no sobrevive.

Siendo este el caso, me pregunto muchas veces si el lenguaje tendrá algo que ver con la tierra y en clima donde se desarrolló cierto grupo de humanos, ya que las lenguas en distintos puntos geográficos en el mundo son sumamente distintas e inentendibles para aquellos de otras tierras.

Lo más interesante es que la especie humana es la única especie que no se puede entender entre sí, algo que puede indicar que el haber partido de África y poblado el mundo causó una condición de irreversible división entre los pueblos.

Los pájaros pueden entender a otros pájaros; los perros a otros perros; los leones a otros leones; y los lobos a otros lobos; sin embargo, el ser humano no puede comprenderse lingüísticamente hablando entre sí, por lo que las diferencias entre distintos grupos son inevitables, del mismo modo que cada nación en el mundo tiene distintas condiciones climáticas.

Algo que es un hecho es que las especies que no se entienden entre sí están predispuestas a tener disputas entre sí, ya que el elemento principal de la discordia es la falta de entendimiento y la poca o nula capacidad de llegar a un punto en común cuando todas balas son balas perdidas.

Ante esto surge la incesante necesidad de entender el hecho de que cada grupo humano necesita su propio espacio, ya que nuestra genética nos ha separado a todos irreversiblemente, con el objeto de salvarnos como resultado de una inconformidad inicial de establecernos todos en un mismo lugar, algo imposible ya de cambiar.

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.