El ultrasonido 3D, un avance en el mundo de las imágenes

En la última década se han hecho importantes avances, no sólo en la tecnología vista en aparatos, si no en los softwares que nos ayudan a interactuar con ellos.

Un caso muy particular es el software que analiza y regenera imágenes volumétricas, el cual tiene programas específicos para nuevas aplicaciones, con los que ha logrado mejorar los procesos de captura, presentación y tratamiento de volúmenes.

Y por volumen me refiero a pasar de un segundo plano a observarlo en un 3D y 4D.

Bien podemos verlo en la cinematografía, en los softwares de diseño y en las aplicaciones gineco-obstétricas, las cuales son fantásticas.

ultrasonido-3d

Este tipo de desarrollos permiten, tanto a los futuros padres como al médico, ver desde el útero cómo evoluciona el bebé. No es poco decir que ver estas imágenes llena de emoción inexplicable a la madre y es la forma en que el padre puede darse una idea más clara del hijo que se encuentra en el vientre de su pareja.

La idea es muy simple; se utilizan transductores electrónicos de barrido automático, que tienen un cristal fijo que genera la imagen 2D.

Una vez que se activa el programa volumétrico, empieza la captura, se desplaza otro cristal movido por un motor ubicado dentro del transductor, haciendo el barrido de los otros dos planos ortogonales.

Es aquí donde las matemáticas hacen su magia y lo intangible se transforma en información con tres planos: el sagital, el axial y el coronal.

Esta información se integra en un voxel, llenando algorítmicamente los espacios vacíos. Y es así como se obtiene el volumen: al agregar al largo y ancho del 2D un tercer plano, que es la profundidad 3D.

ultrasonidos

Ahora bien, hoy es mucho más común escuchar que una futura madre se hará un ultrasonido 3D y es así como conoce por primera vez a su pequeño.

Pero también has escuchado de los ultrasonidos 4D, que se llevan a cabo en Olab. ¿Estos qué son? Bueno, es algo sencillo de explicar.

Cuando se hace un primer barrido utilizando los 3 planos, se genera un solo volumen en 3D, denominado 3D estático.

Si se capturan secuencialmente más volúmenes, que son presentados en un monitor a una velocidad mayor de 18 volúmenes por segundo, entonces se genera la sensación de tiempo real llamado 3D dinámico.

Este 3D dinámico se le ha denominado (de forma incorrecto) un 4D. Aunque debemos recordar que en el universo físico solo hay 3 dimensiones, y se le considera un cuarto al plano del “tiempo”.

Obviamente toda esta tecnología apoya no solo al sector médico, también se ven beneficiadas aquellas especialidades donde se trabajan con formas y se captura el volumen.

Por lo que es bueno que sepas que hay 3 formas de presentar la información: ya sea de superficie, multiplanar y Doppler + 3D.

Veamos las diferencias:

Los sistemas de superficie sirven para estudiar relieves o superficies diferenciadas por la combinación de brillos y sombras proyectadas en diferentes ángulos. Si estamos en el mundo obstétrico, esto ayuda a tener la superficie del cuerpo fetal.

El sistema multiplanar es el de mayor aplicación, ya que permite estudiar el volumen capturado desde cualquier plano ortogonal y en las diferentes profundidades del voxel.

La combinación del Doppler con el 3D estático genera imágenes que ayudan en el estudio de tumores, vasculatura fetal, entre otros.

Otro tipo de aplicaciones es para el análisis virtual de los órganos asistido por computadora (VOCAL), el cual ofrece gran ayuda en cálculos más exactos del volumen de masas y en la evaluación menos subjetiva de la cantidad de vasos sanguíneos y flujos en determinada área.

Como ves, los adelantos son grandiosos, tanto para los científicos, los profesionales y en este caso los futuros padres.

Así con la ciencia y con sus grandes adelantos.

 

Visitanos en http://www.olab.com.mx

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.