Acapulco, un viejo destino

El bello puerto de Acapulco, como se le conoce hoy en día, es un lugar donde la mayoría de los turistas van a buscar sol y playa, sin embargo no siempre ha sido así.

acapulco

El puerto de Acapulco desemboca en el océano pacifico, gigantesco mar que divide a las costas del continente americano de las viejas tierras asiáticas.

En tiempos virreinales, Acapulco era el meridiano Greenwich comercial, ya que todas las especies provenientes de la antigua china y las islas filipinas entraba por el puerto de Acapulco de la misma manera que todas las especies de todas las américas embarcaban hacia Asia a bordo de la nao de manila.

El puerto fue de suma importancia comercial en las décadas después de la independencia hasta el siglo XIX cuando la industria naval sufrió la revolución del vapor, factor que ayudo a las embarcaciones a no depender enteramente del humor del viento.

acapulco2

Sin embargo, el bello puerto desde sus inicios tuvo no solo potenciales comerciales sino también turísticos, su primer turista siendo don Hernán Cortez.

Un lugar turístico es lo que el termino dictamina, no solo cuando es un rincón de descanso sino cuando tiene algo extraordinario que ofrecer al mundo.

El tiempo en Acapulco es cálido, húmedo y con una muy agradable brisa diseñada para nivelar las altas temperaturas que abrazan al lugar.

Al Este del puerto se encuentra la Sierra Madre del Sur, que reposa detrás de la costa como un dragón dormido bajo los pies de la luna y el sol, cuya flora difiere desde grandes encinos en sus partes altas, hasta espesos pastizales y manglares en sus faldas.

La vida animal, a su vez, depende también de las alturas o depresión en que se encuentre y existen especies como puercoespín, venado cola blanca y zorra gris en la corona de los montes y animales  como armadillo, lagarto y tortuga , así como un sin fin de aves coloridas, en los alrededores de la costa.

Inclinado hacia el oeste posa el gran océano pacifico cuyas profundidades albergan delfines, tiburones, ballenas, tortugas marinas y una enorme variedad de especies escondidas detrás de los secretos del mar.

La población nativa del puerto es, en su mayoría, de raza mestiza con fuertes rasgos de los antiguos ancestros de África.

En los años cincuenta  y décadas más adelante, gracias a  la combinación de su exótica flora y fauna,  así como de su gran vida nocturna, el puerto de Acapulco se convirtió la cúspide del jet- set, ya que todos los artistas de Hollywood pasaban sus vacaciones en sus lujosas villas de Las Brisas.

acapulco-vintage

Era común ir  a discotecas como el Baby‘O y encontrar a Silvester Stallone, Frank Sinatra o a Madona sentados en una de las mesas del lugar.

El día de hoy, Acapulco ya no es el nido del jet-set, sin embargo sigue atrayendo a enormes cantidades de turistas.

Para llegar allí desde la capital, uno puede tomar su auto y atravesar la autopista del sol, o bien se puede llegar por aire en un vuelo de tan solo 45 minutos.

Aerolíneas como Interjet, Volaris o Viva Aerobús, entre otras, ofrecen excelentes tarifas para llegar al viejo puerto.

Si no ha estado ahí, le invito a que se tome el tiempo de conocer el hermoso y antaño puerto de Acapulco.

 

 

Comments are closed, but trackbacks and pingbacks are open.